Mujeres para mirar, no para admirar

Las mujeres en los medios siguen ocupando mejores espacios y recursos cuando se habla de ellas por temas ajenos a los deportivos.

Bea Lara
@LilMuse92
Publicado el 8/3/2017 a las 11:30

TIEMPO DE LECTURA: 7 minutos

A Pierre de Coubertin puede que le debamos parte del espíritu olímpico actual, pero si algo no le debemos es la incorporación de la mujer al ámbito deportivo. “Las mujeres sólo tienen un función en el deporte: coronar al vencedor con las guirnaldas del triunfo”, esto es lo que pensaba el barón sobre el papel de la mujer en la actividad deportiva. No encajaba en el rol de género ver a mujeres sudorosas y extenuadas. Por suerte, las mujeres superaron esta, como muchas otras barreras, y se incorporaron a la vida deportiva para demostrar que son tan capaces como los hombres de luchar y sufrir por conseguir éxitos, medallas…

En España, con retraso, también llegó el éxito del deporte femenino, con la primera medallista olímpica en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1992, Blanca Fernández-Ochoa en esquí alpino, y con la primera campeona olímpica en los Juegos Olímpicos de Verano de 1992, Miriam Blasco en judo. Pero eso no supuso un antes y un después en el reconocimiento de las deportistas en los medios de comunicación: desde 1979, el porcentaje de mujeres que aparecen en medios de comunicación deportivos (As, Marca, Mundo Deportivo, Sport) es de un 5,11%: “Mis primeras investigaciones sobre prensa impresa mostraban un 5% de mujeres”, nos cuenta Clara Sainz de Baranda, doctora especialista en medios de comunicación, mujer y deporte, y autora de la investigación Mujeres y deporte en los medios de comunicación: estudio de la prensa deportiva española (1979-2010): “Pero realmente es el 2,18% de mujeres solas; el resto acompañadas, hombre y mujer en la misma información, algo muy común, por ejemplo, en atletismo, y también mujeres invitadas: tal persona es la novia de tal otro, o una aficionada con un futbolista. Esas serían las mixtas, que pueden ser deportivas o no.”

El concepto de mujer invitada

Mujeres invitadas en los medios deportivos son famosas y celebridades, realeza, funcionarias del gobierno y políticas, profesionales de los medios, profesionales de las ciencias de la salud, policía, militares y seguridad, académicas… “Lo que me llamó la atención es que el porcentaje de invitadas es menor (15% del total de mujeres), pero siempre aparecen en las páginas más relevantes”, señala Sainz de Baranda. “Es decir, aparecer en los medios no significa que te van a encontrar, porque, por ejemplo, si en una información sobre atletismo que ocupa una doble es en el último párrafo donde se nombra a una mujer…” Las mujeres invitadas, por su parte, protagonizan las informaciones, al contrario que las deportistas: “Tienen fotografía, aparecen en el titular, se les entrecomilla y, por lo tanto, aparecen como fuentes de su propia noticia.”

Clara Sainz de Baranda es hermana de Pilar Sainz de Baranda, co-autora de Metodología global para el entrenamiento de porteros de fútbol junto a Luis Llopis, el entrenador de porteros del Real Madrid. “No le dieron cobertura a ella, cuando ella era la científica que había diseñado el modelo. Me pregunté, ¿para que ella pueda salir en un medio como fuente especializada qué tendría que hacer, desnudarse? ¿Cómo consigue la mujer salir en los medios?”, se pregunta la investigadora. “Luego también leí una información de una deportista olímpica que se arrepentía de alguna manera de haber salido desnuda en Interviú, porque decía que todo el mundo recordaba eso, pero nadie recordaba su medalla.” Fueron dos momentos que la hicieron reflexionar sobre la mujer en el deporte.

“Existen unas mujeres que son del ámbito deportivo, que deberían pertenecer a la información deportiva, que no están ocupando las portadas, las mejores páginas, las mejores imágenes, sino que son otras mujeres, las invitadas, las que aparecen”, denuncia Sainz de Baranda.

  • MUJERES APARECIDAS EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN DEPORTIVOS (1979-2010) 5,11%
  • MUJERES QUE APARECIERON SOLAS 2,18%
  • AUMENTO DE “MUJERES INVITADAS” EN PRENSA DIGITAL RESPECTO A IMPRESA 50%

FUENTE: Mujeres y deporte en los medios de comunicación: estudio de la prensa deportiva española (1979-2010), Clara Sainz de Baranda.

La falta de espacio ya no es excusa

La prensa digital no escapa del maltrato a las deportistas: “Todos sabemos que a nivel digital no hay problema de espacio”, señala la doctora Sainz de Baranda. “En estudios de 2016 donde analizo los digitales [Marca, As, Mundo Deportivo, Sport] han aumentado más de un 50% las invitadas respecto a la prensa impresa, y tienen más vídeos, más imágenes y mejores contenidos que las propias deportistas. Podemos decir que las versiones digitales de los medios están dando más protagonismo todavía a las mujeres invitadas.”

Esto se repite en otros medios: televisión radio… Incluso medios locales. Clara Sainz de Baranda pone un ejemplo donde se ve claro el predominio de las mujeres invitadas en los medios: “Tras una Super Bowl, en la sección de deportes en televisión, aparece como información desarrollada la actuación de la cantante; pero no tenemos información desarrollada de lo que ha hecho Ruth Beitia este fin de semana. Si tú quieres hablar de la cantante en otra sección, bueno… Pero que ni siquiera te enteras de cómo ha quedado la Super Bowl, porque lo que está primando es el espectáculo, no me digas que eso es deporte.”

Esta situación es generalizada, una tendencia global que no solo afecta a España. Además, el tratamiento de las imágenes busca la sexualización en general: “Cada vez vemos más deportistas que cuidan su imagen a la hora de hacer deporte, que en el fondo es antinatural: ¿maquillarte para sudar? Se preocupan por cuidar su imagen, cumplir con sus propios patrocinadores, tener una buena imagen… Porque a ellas les van a primar más la imagen que den”, evidencia la doctora. “Es por la estereotipación de la mujer: como un producto, como algo que mirar y no algo que admirar. Realmente los medios están vendiendo una imagen… ‘Mira qué guapa, sus ojos, que iluminan la piscina…’ No, no, Mireia Belmonte hace muchos metros y sufre mucho. Es como eso de ‘ella disfruta en la pista’. Perdona, se sufre mucho compitiendo.”

Clara sabe bien de lo que habla, porque ha sido deportista amateur en tenis y natación, entrenando 4 y 5 horas al día, y compitiendo en categorías inferiores. Además, tiene amigas que han llegado a mucho más, a nivel nacional e internacional.

El papel de las instituciones y las federaciones

Pese a todo esto, el concepto de mujer invitada puede utilizarse para visibilizar el deporte femenino: “Si la Reina fuera a entregar la Copa de la Reina de baloncesto, aparecería en todos los medios, aunque solo sea por el concepto invitada: la reina ha ido a un ámbito deportivo”, indica la investigadora. “Así que si alguien quisiera apoyar a los deportistas lo mejor sería eso. Tendría mayor visibilidad. En el momento que no va el Rey a entregar la Copa del Rey de baloncesto, la atención mediática disminuye. Las propias instituciones podrían hacer mucho simplemente con su presencia.”

Y también pueden hacer mucho las federaciones deportivas; en concreto, los gabinetes de prensa de los mismos, especialmente en los deportes individuales: “Muchos medios lo que utilizan es la información de la propia federación. Si la federación en el titular pone a un hombre, como fuente da a un hombre y al final del todo añade ‘y tal mujer hizo esto’, el medio va a copiar y pegar la información; como mucho la podrá reelaborar, pero no va a mandar a un periodista para que vaya a captar declaraciones.” La doctora Sainz de Baranda sugiere: “La propia federación puede diferenciar, a la hora de comunicar, a los hombres y a las mujeres, o integrarlas en un mismo texto, pero jerarquizando por nivel de éxitos. Por ejemplo, si la que ha ganado una medalla es una mujer, el titular no debe ser ’Nuestros judokas triunfan’, sino ‘Fulanita ha obtenido tal medalla’, y luego hablar del resto. Así se visibiliza el éxito.”

¿Y en el caso de los deportes de equipo? Sainz de Baranda sugiere: “En los deportes de equipo es el propio club el que puede generar contenidos y convencer a las deportistas de que ellas pueden ser fuentes de la información”, y pone de ejemplo al Araski AES (baloncesto). “Nos han educado a no ser protagonistas. Una deportista no debería sorprenderse cuando vengan a pedirle un autógrafo, o cuando se le diga ‘Vamos a ir a firmar camisetas’. Porque se pueden convertir en un referente, en ídolos. Que las niñas no deseen ser como Beckham, sino como Vero Boquete, que tengan referentes. Eso lo pueden construir los medios, pero necesitan ayuda y los gabinetes de comunicación en este caso son fundamentales.” ©RELEVO

1 Comentario

  1. JP

    Muy cierto todo, sobre todo la parte de la federación e insituciones, al final todo depende de lo que la gente se quiera mojar, implicarse y aportar, porque aunque suene ñoño el cambio está en manos de todos.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Grandes cabeceras, los medios digitales y el deporte femenino | Relevo Magazine - […] Según el Proyecto de Monitoreo Global de Medios, las mujeres son citadas en un 29% de las ocasiones por…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a la lista de correo de RELEVO
y entérate de todas nuestras novedades