Relevando que es gerundio

La irrupción de Jon Rahm no supone el fin de Sergio García sino un necesario y gradual relevo en el que ambos pueden sacar provecho el uno del otro.

Daniel Rius
@DanielRiusGolf
Publicado el 11/9/2017 a las 11:50

TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

Embed from Getty Images
Embed from Getty Images

Relevando que es gerundio

La irrupción de Jon Rahm no supone el fin de Sergio García sino un necesario y gradual relevo en el que ambos pueden sacar provecho el uno del otro.

Daniel Rius
@DanielRiusGolf
Publicado el 11/9/2017 a las 11:50

TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

Jon Rahm es el número 5 del ranking mundial, siendo el mejor europeo y, obviamente, el mejor español del momento. Con este panorama y tras 15 meses en el mundo profesional, surgen alguna preguntas ¿Ha llegado el relevo en la cumbre del golf español? Sí ¿Es bueno para nuestro golf? Sí, buenísimo ¿Estamos ante el ocaso de la carrera de Sergio García? No ¿Estamos ante el fin de su soledad en la más exclusiva de las élites del golf? Sí, y por mucho tiempo.

El artículo bien se podría terminar aquí. Pero ya puestos, no voy a perder la oportunidad de expresarme, desarrollar las respuestas del primer párrafo y mostrar mi optimismo de cara al futuro más próximo del golf hispano.

No es nuevo, aunque sí extraño, que Sergio García se vea adelantado en el ranking mundial por algún compatriota. Ha sucedido con Miguel Ángel Jiménez o Álvaro Quirós allá por el año 2010 y 2011. Pero con una diferencia clara, el de Borriol no estaba en su mejor momento y peleaba por volver a meterse en el club de los 50 mejores del mundo, de donde salió tras una crisis que para el “Garciísmo” por momentos parecía existencial.

La novedad está en la posición actual de Sergio en los rankings, situado en el top 10 mundial y en el top 3 en el tour europeo, por ejemplo. Jon lo ha tenido que adelantar a base de victorias y grandes posiciones en torneos con solera, peleando de tú a tú y a cara descubierta contra los mejores. Sí, el relevo está en marcha.

“Es la hora de aprovechar el gran momento entre todos y que de verdad esto sirva para hacer crecer al golf en España”

Es fantástico para cualquier aficionado al golf de este país (no cuento a los “haters”) poder disfrutar de la irrupción del de Barrika y todas sus cualidades. Las buenas: pegada, desparpajo, juego corto, putts kilométricos y sobretodo esa mentalidad ganadora. También hay lo malo: esos lapsus en ciertos putts cortos y esa cabeza caliente que en su vertiente más negativa es causante de algún que otro cortocircuito. Nada muy reprochable a un chaval de 22 años. Las virtudes ganan por goleada a los defectos y la repercusión de unas y otros no deben estar a la misma altura. Es la hora de aprovechar el gran momento entre todos y que de verdad esto sirva para hacer crecer al golf en España.

¿Y a García le va bien la aparición en la élite de Rahm? Pues no parece que le haya ido nada mal. Una semana después de la primera victoria del vasco, Sergio gana en Dubai. Dos meses después y tras una racha de torneos increíble de Jon, incluido un match cara a cara entre ambos con paliza del vasco en el Mundial Match Play, el de Borriol gana por fin su primer major, ¡ahí queda eso! Como si la llegada de Jon, aparte de “picar” al castellonense, le hubiera liberado de cierta presión. Esa presión que evitaba deshacerse definitivamente de la mochila del gran torneo no conseguido. García, a sus 37 años, está muy lejos del final de su carrera, pero cierto es que lo tiene casi todo conseguido. Ahora, aprovechando este duelo amistoso en las alturas y, por qué no, situándose en su sombra mientras los focos apuntan a Rahm, puede seguir mostrando su mejor versión.

Sergio ya no está solo en la exclusiva carretera de la élite, tiene compañía. Jon lo adelanta, pero poniendo el intermitente y sin conducción agresiva. García no reduce la marcha, pero tampoco se altera. Toca hacer camino. Tal vez uno detrás de otro, pero juntos siempre mejor.

Para acabar, un ejercicio mental. Piensen en París 2018 e imaginen una pareja Rahm-García luchando en plena Ryder Cup contra los americanos. Intenten no excitarse. Hasta entonces y mucho más allá, ¡a disfrutar! ©RELEVO

9 Comentarios

  1. Manugeo

    “Jon lo adelanta, pero poniendo el intermitente y sin conducción agresiva…¡¡Qué bueno!!

    Responder
  2. Manugeo

    Me he dejado la segundas comillas…agresiva”
    Si lo corrigen, gracias.

    Responder
  3. Josep Ma. Llovet

    Excitante para los golfistas en general y los Garciistas en particular.
    Gracias Dani por transmitir y compartir tu entusiasmo golfistico!

    Responder
  4. Ricardo rabago

    John debe consolidar su puesto. El primer año es muy fácil. Enorme lo conseguido pero veremos si lo mantiene

    Responder
  5. Junior

    Un artículo muy acertado Dani, que buena pareja pueden hacer Sergio y Jon en Paris!
    Esperemos que también este Rafa, que se lo merece.
    Lastima que después del Major, se haya deshinchado un poco nuestro Sergio, pero la presión que se quita encima es enorme. Además que ha madurado mucho en su juego.
    Muy buen artículo.

    Responder
  6. Pin

    Conocimiento, criterio, pasión y entusiasmo por nuestro deporte, gracias Daniel por ilustrarnos.

    Responder
  7. juan manuel roca catalán

    Gran comentarista Dani!

    Responder
  8. Ernie

    Gran reflexion y ahora que lo dices tienes razon Sergio se esta poniendo las pilas. Hasta se ha casado

    Responder
  9. Nani Roig

    Gran momento del golf español.
    Buen artículo.
    Creo que seguiremos tus comentarios de la gran pareja en la Ryder de Paris.
    Que siga por mucho tiempo esta ilusion por nuestro golf y wue Dani nos lo siga analizando

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a la lista de correo de RELEVO
y entérate de todas nuestras novedades