Los orígenes del Campeonato del Mundo de Cross

Los africanos no han dominado siempre esta prueba. En realidad, todo empezó cazando liebres en Albión.

Joan Pelayo
@Joan_pelayo
Publicado el 24/3/2017 a las 10:00

TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

Los orígenes del Campeonato del Mundo de Cross

Los africanos no han dominado siempre esta prueba. En realidad, todo empezó cazando liebres en Albión.

Joan Pelayo
@Joan_pelayo
Publicado el 24/3/2017 a las 10:00

TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

Está a punto de celebrarse una nueva edición del Campeonato del Mundo de Cross [el domingo 26 de marzo en Kampala (Uganda)]. Hoy en día vemos que los países africanos tienen una aplastante superioridad: Etiopía, Kenia, Marruecos, Eritrea… Pero la historia nos dice que, hace tiempo, los británicos, los belgas, los franceses e, incluso, los españoles fueron protagonistas de este evento, que durante muchos años se llamó “Cross de las Naciones”.

Los británicos empezaron a correr por el campo más o menos al finalizar la guerra de Crimea (entre 1853 y 1856). Se hizo muy popular en las islas la caza de la liebre a pie. Para ello se ayudaban de dos tipos de perros: los sabuesos (beagles) y los harriers (lebreles). Perseguían a las piezas, mientras les cerraban todo tipo de escapatoria. Y no solo corrían los perros: a los hombres les empezó a gustar aquello de ir detrás de las liebres.

Mientras que dichos animales fueron desapareciendo (o, mejor dicho, se retiraron a otros lugares), aumentó la afición a las carreras a pie. Y aquellos corredores empezaron a agruparse en sociedades deportivas. En la actualidad, siguen existiendo clubs de atletismo con Harriers añadido al nombre del equipo.

El cross empezó como un juego

Los primeros corredores sustituyeron la caza de la liebre por un trazador de itinerarios. Es decir, el “organizador” de aquellos tiempos buscaba recorridos abruptos, con pequeños arroyos, desniveles… e iba dejando huellas en forma de papeles de colores hasta que era “cazado” por sus perseguidores.

Poco a poco aquel juego derivó en algo más competitivo. Se utilizaba ropa más cómoda y se empezó a competir para ver quién era el mejor. Aparecieron los recorridos a la inglesa: tres quintas partes de praderas, una parte de terrenos de labor y la parte restante de senderos o caminos forestales. Los británicos empezaron a reglamentar la distancia en que se disputaban las pruebas: un mínimo de ocho millas (12.872 metros) y un máximo de diez (16.094 metros). Cuando se creó el primer Campeonato de las Naciones, se celebró sobre nueve millas (14.481 metros): esta distancia se mantuvo durante cincuenta años.

Alfred Shrubb, el primer fenómeno del cross

El primer Cross de las Naciones tuvo lugar en Hamilton (Escocia) el 28 de marzo de 1903. Participaron los cuatro equipos británicos: Inglaterra, Irlanda, Escocia y País de Gales. Esa fue la clasificación por equipos. Los ingleses se decidieron a participar a última hora, conscientes de su superioridad. Su victoria fue abrumadora, con seis atletas entre los siete primeros.

El primer campeón de aquella lejana competición fue Alfred Shrubb, que aventajó en más de medio minuto al segundo clasificado. Este inglés, nacido en 1879, es considerado como el fondista de más clase de la primera época de la historia del atletismo. Alfred consiguió el triunfo en el Cross de los Cuatro Naciones en 1903 y en 1904.

Shrubb era un auténtico fenómeno en su época, capaz de establecer las mejores marcas mundiales -los récords del mundo no se empezaron a homologar hasta 1912- en distancias entre los dos mil metros (5 min 37 s 0 ms) y la hora (18.742 metros). Pero Alfred competía en carreras con hándicap, por lo que en 1905 se le consideró como atleta profesional. La marca que había realizado en 1904 en la hora no la mejoró ningún británico nada menos que hasta 1953.

“La participación en el Campeonato del Mundo de Cross de Uganda no es la que todos los buenos aficionados desearíamos: no corren buenos tiempos para esta especialidad”

Aquel campeonato siguió su curso: Francia comenzó a participar en 1907, Bélgica lo hizo en 1924, España e Italia en 1929, etc. En 1973 pasó a denominarse Campeonato del Mundo de Cross, ya bajo la tutela de la IAAF.

La ciudad de Kampala, en Uganda, va a ser escenario de una nueva edición. Ahora se celebra cada dos años y los países europeos se han volcado en el Europeo de Cross, que se celebra anualmente a primeros de diciembre. La participación en Uganda no es la que todos los buenos aficionados desearíamos: no corren buenos tiempos para esta especialidad tan bonita y que tiene mucha tradición en España. ©RELEVO

Alfred Shrubb (dorsal nº3) en segunda posición, tras Dorando Pietri (dorsal nº2) y por delante de Tom Longboat, durante la disputa de un maratón en 1909.

Imagen propiedad de Detroit Public Library.

Enviar comentario

Únete a la lista de correo de RELEVO
y entérate de todas nuestras novedades