La última aparición del rayo jamaicano

El Estadio Olímpico de Londres volverá a recibir atletismo de élite con el Campeonato del Mundo que se celebrará desde el 4 hasta el 13 de agosto. Usain Bolt y Mo Farah serán las estrellas de un evento en el que se despiden del tartán. Van Niekerk representará el máximo exponente de la nueva hornada de jóvenes talentos. Thompson, Schippers, Miller y Felix buscarán ser las más rápidas. Orlando Ortega, la marcha y Ruth Beitia, serán las opciones de medalla españolas.

Si hay una ciudad en la que el deporte se vive con una pasión especial es Londres. Ya no es solo por los múltiples campos de fútbol y espacios deportivos que hay en toda la capital del Reino Unido, sino por la pasión y la #CulturaDeportiva de sus aficionados. Una cultura deportiva que ya quedó demostrada en los últimos Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que las pruebas de atletismo registraron lleno tras lleno jornada tras jornada. Y es que el atletismo es un deporte que los británicos viven intensamente, por lo que el Campeonato del Mundo que arranca este viernes será la mejor prueba para ver la pasión londinense por el rey de los deportes.

La cita mundialista llega tras un 2016 repleto de sorpresas y sensaciones. Después de la suspensión de Rusia y de unos Juegos Olímpicos de Río que dejaron a una nueva hornada de talentos, Londres pondrá el punto y final a la carrera del que quizás haya sido el mejor atleta de todos los tiempos: Usain Bolt. El rayo jamaicano correrá por última vez sobre el tartán del Estadio Olímpico en el que logró tres medallas de oro en los Juegos de Londres. Y lo hará en sólo dos pruebas: los 100 metros lisos y el relevo del 4x100. El jamaicano no correrá los 200 metros y pondrá punto y final a su carrera tratando de revalidar un oro mundial que ya consiguió en Berlín, Moscú y Pekín. El último desafío para un hombre que ha dominado todo.

Pero Bolt no será el único nombre que pondrá el punto y final a su andadura en el tartán londinense. Será esta la última vez que veremos competir en una pista a uno de los mejores fondistas de todos los tiempos: Mo Farah. El británico de origen somalí competirá por última vez en las distancias de 5.000 y 10.000 metros antes de pasarse a su nuevo objetivo: el maratón. Un reto en el que Farah trata de concentrarse y aislarse de la presión ejercida sobre el que fuera su antiguo entrenador, Alberto Salazar. Las acusaciones de dopaje ejercidas contra los atletas preparados por este técnico (entre los que está Farah) no parecen preocupar al campeón británico, que correrá empujado por una afición que querrá despedirle como se merece.

La nueva guardia

Unos se van… y otros toman el testigo. Las despedidas de Bolt y Farah dan paso a la confirmación de una nueva generación de atletas que encabeza un chico de Ciudad del Cabo: Wayde Van Niekerk. El sudafricano ya sorprendió a todos batiendo el récord del mundo de 400 metros que poseía Michael Johnson desde el Mundial de Sevilla de 1999. Y en Londres los ojos estarán puestos en él para confirmarle o no como el sucesor de Usain Bolt, un título que el propio plusmarquista mundial de los 100 metros lisos no ha dudado en colocarle.

Van Niekerk no es el único en la lista de jóvenes talentos que aparecen en el atletismo mundial. En la nómina de nuevas estrellas a seguir también aparece otro jamaicano: Omar McLeod. El vigente campeón olímpico de 110 metros vallas es el principal candidato para conquistar el titulo mundial de esta prueba. Razón de ello es que ha dominado a sus rivales más directos en todas las pruebas en las que ha competido este año, especialmente en la Diamond League.

Es precisamente esta competición la que da prueba de los jóvenes que vienen pujando alto. Nombres que están llamados a dominar sus disciplinas con total autoridad, como es el caso de Kevin Mayer. El decatleta francés es el mejor representante de la nueva generación de atletas galos y está llamado a dominar el decatlón mundial después de la retirada del gran Ashton Eaton. Al igual que está destinada a hacerlo la joven estrella del heptatlón mundial, la belga Nafissatou Thiam, que dio la sorpresa en Rio de Janeiro y quiere confirmar su status en Londres.

Thompson-Schippers, la gran rivalidad

En categoría femenina, este Mundial de Atletismo mostrará un nuevo episodio de la rivalidad entre las dos atletas más rápidas en estos momentos. Con la baja por maternidad de la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, los objetivos apuntarán hacia su compatriota Elaine Thompson y a la neerlandesa Dafne Schippers, dos atletas que han protagonizado la gran rivalidad dentro de la velocidad mundial. La neerlandesa tiene predilección por los 200 metros lisos, mientras que la jamaicana ha mostrado mayor solidez en el hectómetro. Aunque en Río de Janeiro fue Thompson quien hizo el doblete en 100 y 200 con el oro olímpico. Pero el duelo por ser la mujer más rápida del mundo también estará en los 400 metros lisos. La gran Allison Felix buscará la revancha de Rio después de la victoria de la bahameña Shaunae Miller, lo que propiciará un gran espectáculo en el tartán de Londres.

Espectáculo como el que habrá también en las pruebas de medio fondo, fondo y concursos. El duelo entre las fondistas etíopes y keniatas volverá a reeditarse en Londres con muchos alicientes. Mientras que la etíope Genzebe Dibaba intentará tomarse la revancha en el 1.500 ante la keniata Faith Kipyegon, su compatriota Almaz Ayana buscará su segunda corona mundial en el 10.000 tras la retirada de Vivian Cheruiyot. Un duelo en el que habrá que estar muy atentos a la gran esperanza británica del fondo: Laura Muir. La británica llega motivada a ‘su’ Mundial y espera hacer un buen papel en casa.

España, a mejorar la imagen de Pekín

La delegación española que acude a Londres 2017 constituye la octava más numerosa de todas las que compiten en este Mundial. 59 atletas españoles acuden a la capital británica para dar su mejor versión ante los mejores del mundo. Una cifra que supone una mejora con respecto a los 40 que estuvieron hace dos años en Pekín, pero que toca que poner en perspectiva para conocer bien cuáles pueden ser los objetivos del atletismo nacional en este Mundial.

No obstante, España llega con opciones claras de medalla en varias pruebas. Orlando Ortega es quizás la opción más clara. El vallista afincado en Castellón es el vigente subcampeón olímpico, y uno de los corredores que ha estado entre los mejores a lo largo del año en su disciplina: los 110 metros vallas. Ortega llega a este Mundial con una gran motivación, después de no poder brillar en el Europeo de Belgrado, y con ganas de volver a estar entre los mejores.

Un lugar en el que está Ruth Beitia. La campeona olímpica de salto de altura aterriza en Londres dispuesta a competir al máximo nivel. Aunque sus rivales han firmado mejores marcas personales en los últimos meses, la opción de Ruth siempre hay que tenerla muy en cuenta. Como también pasa con la marcha. El equipo español de marcha es el que más opciones tiene de medalla. No sólo un Miguel Ángel López que fue oro en Pekín 2015, sino también un Luis Alberto Amezcua que llega en buena forma y un Diego García que viene de proclamarse campeón de Europa sub23. Un reflejo de la llegada de sangre nueva a este equipo nacional.

Porque una parte de los atletas españoles que compiten en Londres son jóvenes talentos que están en desarrollo y que han ido ofreciendo buena imagen a lo largo de la temporada, igualando o mejorando sus mejores marcas y que buscarán batirlas en la capital británica. Prueba de ello es un Jorge Ureña que se proclamó subcampeón de Europa de heptatlón el pasado marzo y que quiere ir a más. O también los corredores Samuel García (400 metros), Marc Alcalá (1.500 metros) o Sergio Fernández (400 metros vallas), que intentarán seguir progresando en la cita mundialista. Una cita en la que habrá que seguir a atletas como Marta Pérez (1.500 metros) o Ana Peleteiro (triple salto). La triplista gallega ha recuperado sensaciones y puede estar entre las mejores el día de su prueba.

Es hora de ver a los mejores del mundo en acción. Durante 10 días, Londres va a ser la capital del atletismo mundial en un evento único. Más allá de los Bolt, Farah, Van Niekerk o Felix, es la ocasión para disfrutar de uno de los deportes más bellos del planeta en un evento que será difundido en España de forma íntegra a través de Teledeporte y Eurosport. El mejor plan para este verano. ©RELEVO

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a la lista de correo de RELEVO
y entérate de todas nuestras novedades