“El ciclismo pasa muchos más controles antidopaje comparado con otros deportes”

La ciclista vilasecana Helena Casas llega al Europeo de Berlín tras superar la veintena de oros en los campeonatos de España.

José M. Amorós
@JoseMAmoros
Publicado el 18/10/2017 a las 10:15

TIEMPO DE LECTURA: 6 minutos

Aún con el cansancio del viaje y de las pruebas del Campeonato de España disputado el pasado fin de semana en Palma de Mallorca, Helena Casas atiende a RELEVO MAGAZINE antes de competir de nuevo en un Europeo donde ya se ha colgado dos medallas: en 2008 (ómnium sprint) y en 2016 (velocidad por equipos).

“Las sensaciones son muy buenas”, nos relata tras pisar por primera vez el velódromo de Berlín. Hace unos días, la ciclista nacida en Vila-seca (Tarragona) lograba enfundarse dos maillots de campeona de España en las pruebas de velocidad y 500 m., junto con sendas medallas de plata en velocidad por equipos y keirin, por lo que todo parece indicar que está en un momento casi inmejorable: “Las sensaciones son mejores que el año pasado. En 2016 me sentí muy bien, pero parece que este año el estado de forma es incluso mejor.” Aunque en este Europeo tiene claro que las cosas no serán nada fáciles contra los grandes combinados continentales: “Normalmente los dos años posteriores a los JJ.OO. son un poco más bajos que los otros dos finales del ciclo olímpico, pero este año parece que no ha sido así. Lo que hemos podido ver de los países más fuertes es que vienen con muy buena forma a Berlín

El año pasado, Helena Casas y Tania Calvo se colgaron la medalla de plata en el Europeo de Saint-Quentin-en-Yvelines (Francia). En Berlín quieren volver a repetir podio:: “Por equipos, nos gustaría y debemos estar en la lucha por el bronce, ya que parece que Alemania y Rusia están un paso por delante”. La ciclista de Vila-seca también participará en competición individual; su objetivo: “Repetir la final conseguida el año pasado en la prueba de keirin”. En las pruebas de velocidad, su meta: “Mejorar mi marca en un velódromo que tiene una estructura muy beneficiosa para los velocistas.”

“El único velódromo de madera y cubierto es el Palma Arena. Para ir allí es necesario volar y llevar todo el material. […] Yo tengo que entrenar en Galapagar, en un velódromo de cemento”

Las grandes selecciones de ciclismo en pista cuentan con una estructura poderosa que se hace notar en los resultados finales a nivel internacional. “Los países que consiguen mejores resultados tienen muchos más medios, sobre todo en la parcela técnica. Pueden grabar sus entrenamientos y sus competiciones, analizar en qué pueden mejorar. Además, cuentan con más poder económico y más miembros en sus cuerpos técnicos”, reconoce Casas.

El equipo español llega a la cita alemana con el objetivo de poder relanzar al ciclismo en pista a nivel internacional con buenos resultados: “Hemos cambiado la preparación respecto a otros años en cuanto a entrenamientos y nutrición, y el equipo lo está notando para bien”, reconoce la ciclista de Vila-seca. Casas señala desde dónde pueden venir los mejores resultados del combinado nacional: “Los indicados para conseguir buenos resultados en este Europeo son Albert Torres en ómnium y Sebastián Mora en puntuación; son los que tienen más posibilidades.”

Uno de los problemas con los que cuenta el ciclismo en pista en nuestro país es la falta de instalaciones frente a otras selecciones con gran tradición: “A veces es complicado, porque el único velódromo de madera y cubierto (similar a los utilizados en competiciones internacionales) es el Palma Arena, en Mallorca. Para ir allí es necesario volar y llevar todo el material, con el coste que conlleva. Yo tengo que entrenar en Galapagar (Madrid), en un velódromo de cemento”, relata Helena.

Helena Casas tras colgarse uno de sus dos oros en el Campeonato de España 2017.

Otro de los temas que acompaña en muchas ocasiones a la palabra ciclismo es, sin duda, el dopaje. Si bien es cierto que ciclismo en pista es el ‘hermano bueno’ de la familia ciclista en cuanto al dopaje, Helena Casas reconoce que cuentan con una supervisión permanente que roza límites: “el ciclismo en pista es la rama del ciclismo donde menos casos de positivo por dopaje hay. Aun así, estamos dentro del sistema ADAMS [Sistema de Administración y de Gestión Antidopaje], que controla dónde estás en cada momento. En ocasiones cruza la línea de la intimidad de cada uno.” El sistema ADAMS fue instaurado por la UCI en 2008, creando un banco de datos a nivel mundial con el registro de toda la información de los ciclistas: sus movimientos, lugar de entrenamiento, domicilios y cualquier viaje que realicen.

Sin duda, este ‘pasaporte biológico’ es una de las grandes medidas contra el dopaje a nivel internacional, pero solo está instaurada en el panorama del ciclismo, algo que irrita especialmente a los propios ciclistas: “El ciclismo pasa muchos más controles en comparación con otros deportes, a pesar de que el porcentaje de positivos es muy bajo”, nos resalta la doble campeona de España.

Otro de los estereotipos que se adjudican al ciclismo es que es un “deporte para hombres”. Esta es otra de las particularidades del ciclismo en pista frente a su homónimo en carretera: las competiciones de pista son una de las pocas modalidades deportivas en las que se podría decir que existe una equiparación entre hombres y mujeres. “En mi caso, en el ciclismo en pista, es donde menos se puede notar esa diferencia respeto a los hombres”, reivindica Helena. “Aquí, los premios son similares en competición masculina y femenina”. [NOTA: en los Europeos de Berlín, los premios son iguales entre sexos en los eventos individuales, persecución por equipos y madison, salvo en velocidad por equipos: las tres primeras selecciones masculinas se adjudican 885€, 450€ y 225€ respectivamente, por 590€, 300€ y 150€ de las selecciones femeninas. Fuente: Unión Europea de Ciclismo]

En cambio, en las modalidades de carretera queda aún mucho camino por recorrer, pero el cambio ya ha empezado: “Quizás en las competiciones de línea en carretera es donde más se puede notar esa diferencia, pero el número de licencias femeninas está creciendo y la distancia es poco a poco más pequeña, además del crecimiento en patrocinadores y equipos”, apuesta Casas.

“El ciclismo en pista es la rama del ciclismo donde menos positivos por dopaje hay. Aun así, estamos dentro del sistema ADAMS […] En ocasiones cruza la línea de la intimidad de cada uno”

Helena Casas reconoce que puede dedicarse de manera profesional al ciclismo en pista gracias a la beca ADO, lograda a partir de sus buenos resultados en grandes competiciones. Pero no todo en esta joven de 29 años acaba sobre las dos ruedas y el velódromo. Casas estudia la Licenciatura de Psicología, unos estudios que tiene que compatibilizar con sus entrenamientos y, sobre todo, con las competiciones como el propio Europeo de Berlín: “Esta misma semana tengo que entregar un trabajo en grupo.” Un combinación que no siempre es fácil y que deja pocos huecos vacíos al final del día: “Durante los entrenamientos o la propia competición, aprovecho mis ratos libres fuera de la pista para estar pendiente de los estudios y poder llevarlos con adelanto.”

Muchos deportistas -cada vez más- acuden a profesionales de la psicología en búsqueda de mejoras en su rendimiento deportivo, ya que la parte mental, en ocasiones, bloquea a la parte física. ¿Puede una deportista psicóloga hacerse sus propias terapias? “¡Los psicólogos tenemos que ir a otros psicólogos para hacer nuestras terapias!”, cuenta con una sonrisa, aunque reconoce que intenta utilizar y aprovechar algunas cosas: “Otras, hay que ir a otros profesionales para conseguir la ayuda necesaria.”

Berlín será en una nueva oportunidad internacional para un mujer a la que el ciclismo le viene de familia y que empezó a pedalear desde muy pequeña. “Mi abuelo y mi padre crearon el Club Ciclista Vila-seca, y tanto mis primos como yo entramos en la escuela. Empecé a competir y después a conseguir buenos resultados a nivel nacional. Desde entonces, he estado enganchada al ciclismo”. Y que sea por muchos años. ©RELEVO

Imagen de las RR.SS. de Helena Casas.

Únete a la lista de correo de RELEVO
y entérate de todas nuestras novedades