Chicago sigue quemando suela 40 años después

Es la gran fiesta del atletismo en Chicago. Por un día, la ciudad del viento se convierte en el centro del atletismo mundial. El Maratón de Chicago cumple en 2017 nada menos que 40 años. Una edad que ha consolidado a esta competición como una de las mejores del mundo.

Alejandro Diago
@alejandrodiago
Publicado el 8/10/2017 a las 18:40

TIEMPO DE LECTURA: 2,30 minutos

Una de las grandes citas del atletismo mundial está de aniversario. El Maratón de Chicago cumple cuarenta años. Fue en 1977 cuando el alcalde de la ciudad, Richard J. Daley, lanzó la carrera “en la que todo el mundo puede correr y disfrutar”, según sus palabras. 4.500 corredores se lanzaron a las calles de la ciudad del viento en la primera cita de esta prueba. Una prueba que ganó Dan Cloeter y que desde el primer momento se convirtió en una de las citas clave del calendario deportivo estadounidense.

Aunque la locura por el maratón en Chicago venía ya de varios años antes. Ya en 1905, el Illinois Athletic Club organizó el primer maratón en la ciudad. Un maratón que terminó en la pista de atletismo del Parque Washington. El público acogió con entusiasmo esta prueba y la siguió apoyando durante más de una década. Sin embargo, los años 20 relegaron este evento al olvido.

La keniana Florence Kiplagat celebra exultante tras ganar en categoría femenina en 2016.

Actualmente, la prueba es la cita deportiva más importante de Chicago. Más de 40.000 corredores participan en un evento que recorre las principales arterias de la ciudad, con salida y llegada en el Grant Park. Una carrera que ha inscrito en su palmarés a algunos de los mejores atletas de todos los tiempos. Desde Rosa Mota, campeona olímpica en Seúl 1988, al vigente campeón olímpico, Eliud Kipchoge, pasando por nombres tan ilustres como Paula Radcliffe, Robert Cheruiyot o Florence Kiplagat. Un palmarés repleto de nombres ilustres.

Junto a este palmarés y a los mejores nombres del atletismo mundial, miles de corredores se lanzan a las calles para vivir una experiencia única. Una experiencia que en muchos casos se ha convertido en un motivo para colaborar con una buena causa. La prueba es que el año pasado, más de 10.000 corredores se sumaron a una de las más de 170 organizaciones benéficas disponibles y que recaudaron casi 17 millones de dólares.

Abel Kirul también le dio a Kenia el triunfo en categoría masculina en 2016.

El dinero no para

En los últimos años, el mundo de los maratones se ha convertido en un negocio y las ciudades colaboran para poder exhibirse a nivel internacional. Y la ciudad de Chicago no es menos. Las cifras económicas que mueve este maratón son también otro pilar fundamental. El impacto de esta cita en la ciudad es algo que su economía agradece de buen modo, y prueba de ello fueron los más de 277 millones de dólares que generó de retorno la cita del año pasado.

Turismo y deporte suelen ser buenos aliados, y esta cita es uno de los grandes generadores de ingresos en Chicago. La industria turística viste sus mejores galas para este maratón y se ve beneficiada por ello. Y es que también el año pasado se generaron más de 112 millones de dólares para dicha industria. ©RELEVO

La estadounidense Tatyanna McFadden obtuvo la victoria en la categoría de silla de ruedas femenina.

Enviar comentario

Únete a la lista de correo de RELEVO
y entérate de todas nuestras novedades